Juventus

    City

    La Juventus puede jugar un papel muy importante a la hora de ubicar Turín en el mapa, pero la ciudad es mucho más que el hogar de los campeones italianos.

    Turín era la capital de la región histórica de Saboya y, entre 1861 y 1865, también de la recién unificada Italia, y no hay mejor manera de empezar un tour que dirigirse directamente a los edificios que mejor representan el pasado real de la ciudad.

    Situado en la Piazza Castello, el Palazzo Madama y el Palazzo Reale son probablemente los mejores ejemplos de la grandiosa arquitectura que adorna el centro de la urbe.

    Desde esa piazza, un paseo por la Via Po puede darnos una idea de la famosa cultura del café de Turín. La calle desemboca en una de las plazas principales de la ciudad, la Piazza Vittorio Veneto, que ofrece unas bonitas vistas del río Po y de la iglesia Gran Madre construida en la otra orilla.

    La calle Corso Vittorio Emanuele II está rodeada de los mejores pubs donde ver el fútbol en directo. En esta zona también encontramos muchos bares donde poder tomar un aperitivo italiano. En Turín, el aperitivo es mucho más que unas simples olivas o unos frutos secos. Al pedir una bebida, tenemos acceso a una gran selección de manjares a unos precios muy razonables.

     Para aquellos que prefieren algo distinto al buffet, el distrito de San Salvario cuenta con una gran variedad de restaurantes muy populares entre los autóctonos así como de bares donde tomarse una copa después. En las zonas de Quadrilatero Romano y Vanchiglia, podemos saborear la cocina tradicional u optar por algo un poco más internacional, platos que van desde la cocina mejicana y la argentina, a la vietnamita.

    Turín es mundialmente famosa por ser la sede de FIAT y, aunque la ciudad está muy orgullosa de su pasado industrial, puede que nos sorprenda ver más arquitectura elegante, piazzas y bulevares que chimeneas humeantes, especialmente en el centro histórico.

    El Museo Egipcio, que alberga la colección más grande de piezas de esta antigua civilización fuera del Cairo, está situado en el número 6 de la Via Accademia delle Scienze.

    Para todos los aficionados al cine, la visita al Museo Nacional del Cine (Via Montebello, 20) es una parada obligatoria. Allí encontramos expuestos posters, artículos de cine y otros suvenires de una amplia variedad de géneros cinematográficos.

    De vuelta a los coches, el mejor lugar donde experimentar la antigua relación entre la ciudad y los vehículos de cuatro ruedas es sin lugar a dudas el Museo Nacional del Automóvil, situado en la parte sur de Turín (Corso Unità d’Italia, 40).

    Information on the use of cookies
    This website uses cookies and, in some cases, third-party cookies for marketing purposes and to provide services in line with your preferences.
    If you want to know more about our cookie policy click here.
    By clicking OK, or closing this banner, or browsing the website you agree to our use of cookies in accordance with our cookie policy.
    OK