Scudetto 1966-67

      En la temporada 1966-67 el entrenador de la Juve es un paraguayo con pinta de duro, se llama Heriberto Herrera y no es familia del otro Herrera que mientras tanto ha juntado con su Inter tres ligas y dos champions. La rivalidad entre ambos es real, porque la Juve es de momento la única alternativa viable a ese Inter. Heriberto cree en lo colectivo y, tras renunciar a Sivori, muy bueno pero poco disciplinado, enfoca el equipo en el “movimiento”, es decir en la potencia física destinada a compensar carencias técnicas y de pura clase que saltan a la vista.

      La competición inicia con tres victorias seguidas, exactamente igual que el Inter del Mago. Primeros empatados. Pero entre la cuarta y la quinta se detectan señales preocupantes en el club blanquinegro: la defensa se porta muy bien, con Bercellino, Castano y Salvadore que conforman una sólida barrera. Pero en ataque los goles se cuentan con cuentagotas, De Paoli y Menichelli hacen lo que pueden, pero no se va más allá de dos empates a cero goles con Brescia y Torino, mientras que los 'nerazzurri' siguen ganando. La diferencia sube hasta tres puntos en la séptima jornada, volviendo a reducirse a dos el domingo siguiente, 13 de noviembre, cuando un gol de falta de De Paoli hunde al Cagliari del emergente  Gigi Riva, mientras que la Roma obliga a un parón sin goles al Inter en San Siro. El 18 de diciembre la Juve comprende que tal vez también el acorazado negro y azul tiene vias de agua: y el equipo blanquinegro que gana en su casa al Venezia (2-0) atrapa en la cumbre al Inter derrotado por la Lazio. Después, el día antes de Navidad, mientras que la Juve alcanza con dificultad a recuperar y empatar contra el Milan (1-1), los interistas superan al Cagliari. El enfrentamiento directo de San Silvestre en Milán regala emociones y un empate justo (1-1). El Inter continua en cabeza por un punto. Situación que se mantiene al empezar la segunda parte de la liga, con algunas polémicas juventinas sobre un gol de De Paoli que el árbitro no ve en Roma contra la Lazio. La Juve no tira la toalla, el 12 de febrero arrolla a la Fiorentina con un 4–1, pero  la diferencia respecto al primero  se mantiene e incluso aumenta en los domingos sucesivos.

      Meroni y el Toro echan una mano: el 12 de marzo en San Siro los granates se imponen por sorpresa a los 'nerazzurri', mientras que la Juve obtiene una sufrida victoria con la Spal (2-1). No dura mucho la ilusión: el 16 de abril, el Bologna vence a la Juve 2-0 y el Inter gana en Venecia. Cuatro puntos de diferencia, que bajan a tres el domingo siguiente (la Juve derrota al Venezia, el Inter empata con la Lazio), y que vuelven a ser cuatro con la derrota blanquinegra en el campo del Milan.

      Gran final: en la 31ª: el 7 de mayo la Juve derrota al Inter 1-0 con gol de Favalli, reduciendo la diferencia a tan sólo dos puntos. En la penúltima jornada, el 21 de mayo, mientras que los 'nerazzurri' a duras penas consiguen un empate en casa con la Fiorentina, la Juve con Menichelli gana en Vicenza. Ahora falta un punto, sólo un punto más, a 90 minutos del final. La historia, el 1 de junio entre las 18 y las 20, escribe el desenlace: la Juve supera a la Lazio y el Mantova derrota al Inter. Treceavo 'scudetto' para la Juve. Sin desempate. La liga de la fe.

      Equipo

      ENTRENADOR

      JUGADORES

      Heriberto Herrera

        Anzolin, Gori, Leoncini, Sarti, Bercellino I, Castano, Salvadore, Rinero, Coramini, Favalli, Del Sol, De Paoli, Cinesinho, Menichelli, Zigoni, Sacco,

        Information on the use of cookies
        This website uses cookies and, in some cases, third-party cookies for marketing purposes and to provide services in line with your preferences.
        If you want to know more about our cookie policy click here.
        By clicking OK, or closing this banner, or browsing the website you agree to our use of cookies in accordance with our cookie policy.
        OK