Scudetto 2012-13

      Ahora sí, la Juventus ha vuelto. Potente, dominante, orgullosa. O si se prefiere, simplemente superior. El 31 ° scudetto lo ha certificado: el fútbol italiano por fin ha vuelto a encontrar a su Señora. La Juventus que se confirma campeona domina la liga desde la primera jornada. Gana 26 de los 35 partidos. Cuenta un promedio de 2,37 puntos por partido. Anota 67 goles y encaja 20, menos que todos los demás. Se proclama campeona cuando faltan todavía tres partidos por disputar. Y el hecho que la celebración haya tardado tanto, es mérito de los adversarios y de la competitividad de una liga que, evidentemente, mantiene un nivel de dificultad lejos de ser trivial. Y ello amplifica todavía más los ya enormes méritos del equipo de Conte.


      Algunos equipos tratan de acercarse y cuando esto sucede, se les define "anti-Juve". Cada vez, los intentos son frustrados. Es como una carrera de Usain Bolt, que arrolla a sus competidores ya en la salida, y luego, si los ve con el rabillo del ojo, acelera con una naturalidad más divina que humana.

      Esto hace la Juve: se escapa, controla a sus perseguidores y antes de que puedan acariciar sueños de gloria, les recuerda amablemente que ni siquiera merece la pena que lo intenten.
      Lo hace durante toda la liga y en cada partido. Juega un fútbol agresivo y eficaz, espectacular y, al mismo tiempo sólido, fuerte, de una madurez ya adquirida y manifiesta.
      Madurez del conjunto, del personal técnico, del club. De todos los que trabajan para empujar hacia arriba a la Juve y que con un esfuerzo ingente consiguen que no tenga consecuencias la ausencia de Antonio Conte en el banquillo, en los primeros cuatro meses de la temporada.

      Ser capaces de superar este periodo sin contratiempos, sino empezando a cavar la zanja que separa a los campeones italianos del resto del grupo, es un mérito y una confirmación más de que las victorias no se improvisan, sino que son el resultado de un trabajo serio, pesado y compartido.

      El resto es técnica, táctica, velocidad, determinación. Es estallido de talentos como Pogba, afirmación de fenómenos como Barzagli, liderazgo de monumentos como Pirlo y Buffon, personalidad de luchadores como Vidal y Marchisio, los pies refinados de Vucinic y Giovinco, la potencia de Chiellini y Matri, la voluntad de hierro de Giaccherini y Padoin y la inspiración de Asamoah y Quagliarella ...
      A Conte le gusta decir que nunca podrá mostrar suficiente agradecimiento a sus muchachos, ya que con el segundo título consecutivo han logrado algo extraordinario. Y tiene razón. Porqué lo han conseguido haciendo parecer normal una hazaña excepcional. Algo que al fin y al cabo la Señora siempre ha hecho a lo largo de su historia. Y en última instancia, la obra maestra es ésta: no tanto volver a ganar, sino hacerlo como lo hace la Juve.

      Equipo

      ENTRENADOR

      JUGADORES

      Antonio Conte

      Buffon, Storari, Rubinho, Chiellini, Caceres, De Ceglie, Peluso, Barzagli, Bonucci, Lichtsteiner, Pogba, Pepe, Marchisio, Padoin, Pirlo, Asamoah, Vidal, Giaccherini, Isla, Marrone, Vucinic, Giovinco, Bendtner, Anelka, Quagliarella, Matri

      Information on the use of cookies
      This website uses cookies and, in some cases, third-party cookies for marketing purposes and to provide services in line with your preferences.
      If you want to know more about our cookie policy click here.
      By clicking OK, or closing this banner, or browsing the website you agree to our use of cookies in accordance with our cookie policy.
      OK