07.05.2015 10:51 - in: El equipo S

      Cuando dices Juve-Cagliari y piensas en el scudetto

      Share with:
      • 1
      • 3
      • 2
      El equipo isleño evoca dulces recuerdos a los bianconeri: la fiesta-scudetto del año pasado, la de Trieste en 2012, los goles de Furino y Anastasi en 1972 y, obviamente, el próximo abrazo a los campeones de Italia #4Ju33

      Precisamente ayer, 6 de mayo, festejábamos tres años exactos del mítico scudetto de Trieste, el primero de los cuatro consecutivos y el más inesperado. “Un año inolvidable, 38 jornadas sin perder. Un récord y un scudetto por el que nadie hubiera apostado a principios de temporada, […] ya que la Juventus se presentaba tras dos séptimos puestos consecutivos”.

       En aquel espléndido día de mayo, en el campo neutro de Trieste, fue precisamente un partido ante el Cagliari el que decidió el título. Marcó primero Vucinic, como en la ida, en el minuto 6, y después Canini (en propia puerta tras centro de Cáceres) cerró el partido. Sucedió en la penúltima jornada y la fiesta explotó tanto en los vestuarios del Nereo Rocco como en Turín, ocho días después ante el Atalanta, cuando el Stadium ofreció un merecido homenaje a Alessandro Del Piero.

      El año pasado, cosas del destino, volvieron a entrelazarse Atalanta, Juventus y Cagliari. La Roma perdió por sorpresa en Catania y concedió matemáticamente a la Signora su 32º scudetto, que en esa jornada ganaría después al Atalanta con gol del ex Padoin. Y en la última jornada, el equipo celebró el título en casa ante el Cagliari.

      Marcaron Silvestri (en propia puerta), Llorente y Marchisio: récord de puntos y que empiece la fiesta, primero en el estadio y luego por las calles de la ciudad, con los tres trofeos conquistados en los tres últimos años.

      Aunque esos puntos no eran tan importantes, el del año pasado fue el enésimo triunfo en casa ante los sardos, que no ganan en Turín desde noviembre de 1968, es decir dos años antes del histórico scudetto del Cagliari de Gigi Riva (en 1970 ambos partidos acabaron en empate, 1-1 en Cerdeña, 2-2 bajo la Mole). Aquel 10 noviembre 1968, los goles de la victoria cagliaritana fueron precisamente de ‘Rombo di Tuono’ y Bonimba, futuro jugador de la Juventus.

      En 1972, ocho años después del primer partido en Serie A del Cagliari contra la Juve (0-0 el 20 septiembre 1964), Furino y Anastasi marcaron en el 2-1 que nos dio el título número 14.

      Durante aquella temporada, la Juve con Vycpalek en el banquillo era la fuerza emergente. Pero no era el único candidato. MilanTorinoCagliari e Inter eran rivales temibles. La primera vuelta fue una alternancia de emociones. En la cuarta jornada, 1-4 crucial en San Siro ante el Milan con doblete de Bettega y goles de Causio y Anastasi. Después, victorias ante Roma (con doblete de Capello) y Bologna y los bianconeri eran líderes. También el derbi se ganó gracias a los goles de Capello y Anastasi. Pero en Cagliari - sí, allí - el 9 de enero, Carmignani ebnajó un gol que significaba la derrota de la Juve. Y lo que es peor, Bettega se lesionó y obliga a Vycpalek a hacer cambios en los siguientes partidos: situó a Haller arriba junto a Anastasi, Causio hizo de Haller y Cuccureddu entró de interior. Juve 24Milan 22Toro 18 en la mitad del campeonato.

      Pero en la primera jornada de la segunda vuelta, Mammì, desconocido goleador del Catanzaro, reabrió un campeonato que muchos daban ya juventino. Milan y Toro se acercaron hasta llegar a la jornada 23 a un solo punto del líder tras ganar remontando el ‘derby della Mole’ (2-1). Los granata empataron en la cabeza a 35 puntos en la jornada 25 y siete días después se pusieron incluso por delante tras el empate bianconero en Mantova. El Milan se situó a tres puntos de los granata.

      El 23 abril, 27 ª jornada, está preparada una nueva revolución: la Juve, con un gran Causio, aniquiló al Inter (3-0) y el Milan batió por la mínima al Toro. Clasificación: Juve 38, Torino 37, Milan 36. Los bianconeri ganaron en la jornada siguiente al Cagliari y a 90 minutos del final de la temporada aventajaban en un punto a Milan y Torino. Estos dos equipos ganaron en la última jornada pero también lo hizo la Juve: 2-0 al Vicenza con goles de Haller y Spinosi. El scudetto número 14 estaba en el bolisllo. Sufrido pero muy merecido. 

       

       Y siguiendo con los recuerdos, ¿cómo olvidar el año 1982, otra temporada gloriosa y sufrida? El final fue muy emocionante y el Cagliari estaba de nuevo en el destino.

      La jornada 28 fue decisiva: la Juve del Trap ganó 1-5 en Udine mientras que la Fiorentina no pasó del empate en San Siro ante el Inter (1-1). Parecía hecho pero no era así: en la penúltima jornada, la Juve no logró derrotar al Napoli en el Comunale mientras que los viola derrotaron al Udinese. Ambos equipos llegaron empatados a la última jornada con 44 puntos: la Juve jugaba en Catanzaro y la Fiorentina en Cagliari.Partidos igualados hasta el final, la Fiorentina no ganó mientras que la Juve lo hizo con un penalti en el 75’ de Brady (que ya sabía que no seguiría por los fichajes de Platini y Boniek). Nada de spareggio, el scudetto era de nuevo juventino.

      Este sábado, contra el Cagliari, los numerosos aficionados del equipo más querido de Italia volverán a homenajear a una Signora ‘scudettata’ (el número 33). Será el primer abrazo desde que existe la certeza matemática pero para ver levantar el trofeo habrá que esperar hasta el último partido en casa ante el Napoli.

      El objetivo, como si hiciera falta decirlo, es uno solo: agradecerle el título a la afición con una victoria. La mejor manera para preparar también el partido de vuelta de semifinales de la Champions League. 

      Share with:
      • 1
      • 3
      • 2
      Information on the use of cookies
      This website uses cookies and, in some cases, third-party cookies for marketing purposes and to provide services in line with your preferences.
      If you want to know more about our cookie policy click here.
      By clicking OK, or closing this banner, or browsing the website you agree to our use of cookies in accordance with our cookie policy.
      OK