12.07.2014 14:08 - in: El equipo S

    Cuando se dice, “Amo a la Juve”...

    Share with:
    • 1
    • 3
    • 2
    ¿Cómo conseguir que el día de tu boda sea aún más especial? Fácil, “invitando”, de un modo u otro, también a la Juve 

    La camiseta de la Juventus como si fuera una segunda piel. Alessandro Mantovani interpretó esta máxima a la perfección y pensó en invitar a la Vecchia Signora a su boda. Un amor demasiado fuerte por los colores bianconeri, tanto como para querer llevarlos encima el día más importante de su vida. ¿Cómo? Muy sencillo: bajo el elegante traje, chaqueta y camisa blanca, se puso la camiseta bianconera, la oficial, de la temporada 1997/1998, y se presentó en el altar. Lo hizo con el desconocimiento de todo el mundo, sobretodo de su mujer. Alessandro y Letizia se casaron en Vittuone, provincia de Milán, el 5 de diciembre de 1998: él, nacido en Varese, 45 años, ‘tifosissimo’ de la Juventus desde siempre, “desde pequeño soñaba con ser Bettega o Tardelli y correr bajo la curva para celebrar los goles”, nos precisa. “Estoy abonado al estadio desde 1982 – prosigue, casi conmovido – empecé a acudir al Comunale sólo, y con los años he conocido a muchísimos aficionados como yo”. Entre ellos está Carlo, su mejor amigo, compañero de tantas aventuras vividas con la bufanda bianconera al cuello. Visitas a todos los estadios de Europa, partidos hombro con hombro, desde el Comunale hasta el Stadium.

    Carlo tiene un papel importante el día del matrimonio: “Fue mi testigo – cuenta el esposo – el único que sabía que bajo la camisa blanca me pondría la camiseta de la Juventus”. Alessandro, de hecho, tenía escondida su loca idea: casarse “junto” a su equipo del alma. La mañana del 5 de diciembre se prepara en casa. Con él está Carlo quien, a pesar de compartir con Alessandro la pasión por la Juventus, no duda: “Estás loco poniéndote la camiseta. ¿Y si lo descubre tu mujer?”. Y no sólo ella, ¿los padres y parientes cercanos? Alessandro se mantiene en su propósito: pronuncia el fatídico “sí”, sale de la iglesia, y es recibido por el lanzamiento del arroz. Todo bien: la camiseta de la Juventus está ahí, en contacto con su piel, como él quería, desde el principio. Claro, la atención y las miradas son para Letizia, pero Alessandro ha conseguido llevar consigo también a la Juventus, “amante” declarada. Después, como es tradición, los esposos y los invitados se desplazan al restaurante para celebrarlo. En este punto, después de varios brindis, Alessandro se ve obligado a desvelar su secreto: “Al principio le dije a mi mujer que bajo la camisa llevaba un mensaje de amor”. En efecto es así, pero no es ella la destinataria. En ese punto, los amigos, conocedores de la pasión del esposo por la Vecchia Signora empiezan a cantar el himno de la Juventus. Letizia, picada por la curiosidad, le quita la chaqueta, la corbata y la camisa a su marido. Y no puede creer lo que ven sus ojos: delante de ella, una vez más, está la Juventus. Sonrisas, abrazos y el estupor de mamma Graziella: “No lo puedo creer, también hoy está en medio la Juventus”. En la camiseta, que Alessandro llevará toda la noche, el número 9, que en esos tiempos pertenecía a Inzaghi: “Escogí esa camiseta porque con mis amigos siempre jugué con ese número”. La fiesta continúa, los esposos bailan juntos y durante el lento, Alessandro se confiesa: “Sabes, me hubiera gustado llevar la camiseta bianconera bajo la chaqueta”. Quizá hubiera sido exagerado, pero de todos modos tuvo tiempo para recuperarlo: durante la luna de miel, Alessandro lleva la camiseta a las blancas y suaves playas del Caribe. Donde está él está la Juventus y viceversa. Otra historia de amor, como ésta de Alessandro y Letizia.

    5-12-1998, el día de mi boda...mi mujer Letizia, advertida por mis amigos, durante la cena nupcial me quita la chaqueta, la corbata y la camisa delante de todos los invitados porque no se cree que bajo todo ello tuviera la camiseta de la JUVE…  ...¡¡¡Una Vecchia Signora no se abandona nunca!!!

    Share with:
    • 1
    • 3
    • 2
    Information on the use of cookies
    This website uses cookies and, in some cases, third-party cookies for marketing purposes and to provide services in line with your preferences.
    If you want to know more about our cookie policy click here.
    By clicking OK, or closing this banner, or browsing the website you agree to our use of cookies in accordance with our cookie policy.
    OK