21.07.2014 16:40 - in: El equipo S

      Evra, clase y carisma

      Share with:
      • 1
      • 3
      • 2
      La carrera del lateral francés empezó precisamente en Italia, en el Marsala, tras pasar por Turín, donde realizó una prueba con el Torino. Ahora vuelve a nuestro país como una figura reconocida para vestir la camiseta 'bianconera'

      Uno de los mejores laterales de Europa, con un palmarés envidiable y una experiencia internacional de nivel absoluto. Patrice Evra es una figura reconocida con carácter de acero y todo lo que ha conquistado, se lo ha ganado con sudor y entrega. Su trayectoria comienza en Italia, donde el francés de origen senegalés llega con apenas 17 años jugando de interior. Pasa una prueba con el Torino pero es fichado por el Marsala, de C1. La temporada siguiente se mueve al extremo opuesto de la península, al Monza, y juega en una categoría superior. Pero habrá que esperar dos años para la consagración definitiva. Los que pasa en el Niza, en la Ligue 2, donde se convierte en lateral antes de fichar por el Monaco de Didier Deschamps. Es el año 2002 y Patrice aún es muy joven, 21 años, pero ya está preparado para el salto a la Ligue 1 y, sobre todo, a la Champions League, donde alcanza la final de 2004 perdida ante el Porto.

      Levantará el trofeo cuatro años más tarde, con la camiseta del Manchester United, donde llega en enero de 2006. En Inglaterra, Evra realiza el definitivo salto de calidad: a sus notorias dotes físicas, a su actitud claramente ofensiva y a su facilidad para efectuar centros venenosos añade una mejoría táctica y continuidad en el aspecto defensivo, convirtiéndose en indiscutible para Sir Alex Ferguson y contribuyendo de manera determinante a la conquista de un Mundial del Clubes, una Liga de Campeones, cinco títulos de Premier League, cinco ‘Community Shield’ y tres Copas de la Liga. Además, desde 2002 juega con la selección francesa, primero con la sub’21 y luego con la absoluta, donde en el último periodo se ha reencontrado con Deschamps, con el que ha disputado el último Mundial. Ahora vuelve a Turín, donde todo empezó con aquella prueba. Pero esta vez no hace falta probarlo, su valor es bien conocido. Y sobre todo, la camiseta es ‘bianconera’.

       

      Share with:
      • 1
      • 3
      • 2
      Information on the use of cookies
      This website uses cookies and, in some cases, third-party cookies for marketing purposes and to provide services in line with your preferences.
      If you want to know more about our cookie policy click here.
      By clicking OK, or closing this banner, or browsing the website you agree to our use of cookies in accordance with our cookie policy.
      OK