04.06.2015 12:55 - in: El equipo S

      ¿Final? ¿Berlín? Quienes de nosotros ya han estado

      Share with:
      • 1
      • 3
      • 2
      De Buffon a Pirlo, la historia de los jugadores de la Juve que han sentido el ambiente único de la final continental (o mundial, en el Olympiastadion).

      Si los blaugrana han ganado la Champions tres veces en los últimos diez años, alcanzando la semifinal en cuatro ocasiones, del otro lado de la barrera – el juventino – tampoco falta la experiencia cuando se trata de jugar esos noventa minutos que significan el trofeo más importante.

      Son siete los “finalistas” bianconeri en el grupo actual, mientras que el Barcelona presume de tener entre sus filas a Piquè, Adriano, Dani Alves, Busquets, Xavi, Iniesta, Mascherano, Pedro y Messi: todo jugadores que ya han experimentado el último acto de la máxima competición europea de clubes. Y como ganadores (con la única excepción del defensa argentino).

      Pero veamos más al detalle cómo y cuándo nuestros jugadores han cruzado (o cruzarán) sus destinos con una final de Champions, o con Berlín…

      SEGUNDA FINAL PARA  GIGI, SEGUNDA VEZ EN BERLÍN 


      Nuestro portero llegó a la final en 2003 en Manchester, siendo el Milan el rival. Es el único jugador sobre el campo de aquel partido que intentará de nuevo el asalto a la Champions.

      Como ya es sabido, el tiempo reglamentario no fue suficiente para dictaminar un ganador entre los dos equipos italianos, y entraron en juego los penaltis. En la Juve fallaron Trezeguet, Zalayeta y Montero, mientras que los errores rossoneri fueron de Seedorf y Kaladze: SuperGigi neutralizó los lanzamientos de ambos. Primero estirándose a la derecha para atajar el disparo del holandés, y después interceptando con las piernas el tiro centrado del defensa georgiano.

      El 6 de junio, “il Capitano” volverá al escenario que le dio una de las mayores alegrías de su carrera: el Olympiastadion, donde fue protagonista absoluto de la final del mundial de 2006.

      Como recordaréis, con el 1-1 dijo no a una peligrosa acción de Henry, mientras que en el 103’ efectuó la parada que probablemente decidió la suerte del campeonato del Mundo: la del cabezazo de Zidane. Una intervención que encontró el remate que se colaba por debajo del larguero, desviándolo a córner. Una mano que se fue a abrazar, al final del partido, a otro protagonista de aquel inolvidable Mundial: Andrea Barzagli.

      Nuestro muro defensivo, que ayer volvió a entrenarse con el grupo, salió al campo para enfrentarse a Australia (1-0) y a Ucrania (3-0): con él en la retaguardia, la cuenta de goles encajados quedó reducida a cero. 

      CUARTA FINAL, PERO SOLO SE IMPRESIONARÁ CON UN RESULTADO


      Por cuarta vez en la historia, Europa y el mundo entero se detendrán para contemplar las jugadas del Maestro en una final de Champions League.

      En aquel partido de Manchester del 2003, en el otro lado estaba Andrea Pirlo, colocado por Ancelotti en el centro del campo junto a Gattuso, Seedorf y Rui Costa. Pero esa alegría no continuó en el año 2005, cuando los rossoneri sufrieron la increíble remontada del Liverpool (de 3-0 a 3-3) para después perder en los penaltis. El fantasista rossonero falló en aquella ocasión uno de los tres penaltis que no terminaron en gol, pero asistió a Maldini a saque de falta para que marcara en el primer minuto de juego.

      De nuevo fue autor de una asistencia decisiva para él en la venganza del duelo de 2007, en Atenas: un partido muy peleado decidido por una falta del Genio de Brescia desviada por Inzaghi. En aquel Milan también estaba el actual segundo portero de la Juve, MARCONE STORARI.

      Berlín, por fin. En el Olympiastadion el Maestro se encargó del primer penalti, impasible y flemático, batiendo a Barthez con una bomba potente y centrada. Quedará para la historia la celebración con los brazos en alto y la mirada al cielo, y aquella carrera para abrazar a Fabio Grosso tras el último penalti transformado por el futuro entrenado del Primavera bianconera.

      QUINTA FINAL PARA PATRICE EVRA. CHAPEAU.


      Patrice podría convertirse en el segundo jugador en disputar una final de Champions League con tres camisetas distintas después de Seedorf (Ajax, Real Madrid y Milan), y el segundo (con Seedorf y Van Der Sar) en número de finales (5) tras Paolo Maldini (6), en la edición moderna del trofeo. Este año el francés se encontró en cuartos con el Monaco, equipo con el que estuvo a punto de coronarse campeón continental en 2004, perdiendo en Gelsenkirchen contra el Porto de Mourinho. Siempre en la banda izquierda del equipo del ex bianconero Deschamps, Evra jugó todo el partido, resuelto por los goles de Carlos Alberto, Deco y Alenicev.

      Tendría que esperar otros cuatro años para celebrarlo: en 2008, cuando el 16° torneo europeo con la fórmula actual fue ganado por el Manchester United. El equipazo de Sir Alex Ferguson contaba en el ataque con la pareja Rooney-Tevez, apoyada por un joven e imparable Cristiano Ronaldo. En la misma banda en la que iba arriba y abajo Patrice.

      Una final inglesa, aquella de Moscú, decidida en los penaltis contra el Chelsea de Drogba, Ballack, Lampard, Terry y el futuro bianconero Anelka. De estos dos últimos jugadores fueron los errores decisivos desde los 11 metros.

      Tendría otras dos ocasiones de conquistar la Champions, en la 2008/09 en Roma, contra el Barcelona (ver abajo) y en la 2010/11, cuando volvieron a perder contra… los blaugrana.

      Una vez más, en Londres, el lateral francés disputa una final completa, pero de nuevo tiene que rendirse a Messi (otra vez goleador), Pedro, Villa y compañía. De poco vale el momentáneo empate de Rooney, en el 34’: termina 3-1, y el equipo catalán conquista su cuarta copa.

      DOBLE EX, CÁCERES OBLIGADO A PERDERSE SU SEGUNDA FINAL
      Estará ausente por lesión pero con el corazón al lado de sus compañeros Martín Cáceres, que ya ha comprobado la emoción de alcanzar la final en la 2008/09. En aquella ocasión, el equipo de Guardiola se proclamó campeón de Europa ganando 2-0 al Manchester United en el que militaban Patrice Evra y Carlos Tévez. Fueron decisivos para alzar el trofeo bajo el cielo de Roma (en el estadio Olimpico, el mismo en el que Martín celebró la décima Coppa Italia hace algunos días) los goles de nuestro próximo rival, Messi, y de Eto’o.

      El entonces número 2 del Barça, que aquel año hizo un triplete ganando Liga y Copa del Rey, estaba en el banquillo pero no llegó a entrar al campo. Destino distinto para el Apache, llamado por Ferguson para sustituir a Anderson al principio de la segunda parte.

      ÁLVARO MORATA, DOS AÑOS CONSECUTIVOS
      Tras haber besado la Champions con la camiseta del mismo equipo al que condenó con sus goles en la semifinal, el Real Madrid, Alvarone quiere volver a alzar a toda costa el trofeo, esta vez con las rayas bianconere.

      Nuestro actual número 9 ingresó en el campo en el derbi español en Lisboa, en el 79’, jugando los minutos más calientes de aquella final. Con 0-1, Ancelotti lo sacó y a pocos segundos del final el Real Madrid empató gracias a Sergio Ramos, antes de sentenciar con Bale, Marcelo y CR7 en la prórroga.

      Él y Llorente serán los primeros españoles de la Juventus en una final de Champions League.

       

      TERCERA VEZ PARA CARLITOS



      Aquella final inglesa de Champions entre Manchester United y Chelsea, que dio el tercer entorchado a los Red Devils, la ganó también el Apache, y de qué manera: formando pareja con Rooney desde el principio, nuestro delantero argentino marcó el primer penalti de la larga serie que decidió el trofeo. El último duelo fue el de Giggs-Anelka, y el francés – como ya sabéis– falló.

      Su última gran cita en Manchester, del lado del United, fue la final de Champions de Roma del año siguiente, cuando entró en el segundo tiempo para tratar de remontar un partido que estaba cuesta arriba tras el gol de Eto’o. A continuación llegó su pase a los vecinos Citizens y, finalmente, a la Juventus.

      Él y Pereyra se convertirán en los primeros argentinos en jugar el partido más importante para un equipo europeo con la camiseta de la Juventus.

      VIDAL, PRIMER CHILENO 

      Este es el tweet de UEFA Champions League durante el partido entre Real Madrid y Juventus, en la vuelta de las semifinales. El resultado final es conocido: Arturo Vidal SE CONVERTIRÁ en el primer chileno en disputar una final del máximo trofeo continental.

      LICHTSTEINER, SEGUNDO SUIZO EN LA FINAL
      Si Allegri lo alinea en la banda derecha, el Swiss Express será el segundo final en disputar una final de Champions League tras Chapuisat en la 1996/97: la leyenda helvética fue utilizada por Hitzfeld en el partido que consagró al Borussia Dortmund  campeón de Europa contra la Juventus, en Munich.

      Chapuisat, en el campo con el número 9 durante 70 minutos, formaba la pareja de ataque con Riedle, autor del doblete que hizo inútil el espléndido gol de Del Piero. Ironía del destino fue que Ricken, recién entrado al campo en sustitución del delantero suizo, marcó el gol del definitivo 3-1.

      Share with:
      • 1
      • 3
      • 2
      Information on the use of cookies
      This website uses cookies and, in some cases, third-party cookies for marketing purposes and to provide services in line with your preferences.
      If you want to know more about our cookie policy click here.
      By clicking OK, or closing this banner, or browsing the website you agree to our use of cookies in accordance with our cookie policy.
      OK