21.02.2015 18:00 - in: El equipo S

    #JuveBVB: perfume de leyenda

    Share with:
    • 1
    • 3
    • 2
    Los siete precedentes ante los alemanes son partidos que han escrito páginas históricas para recordar. Repasémoslos juntos.

    Dices Juve-Borussia Dortmund e inevitablemente vienen a la memoria aquellos formidables años 90. El martes por la noche en el #JStadium se disputará un duelo que en esa década emocionó no solo a los aficionados italianos y alemanes, si noa todos los apasionados del fútbol.

    Para precisar, siete partidos en cuatro años. Entre 1993 y 1997. Tres de ellos finales (Copa Uefa y Champions League), otros dos la ida y la vuelta de unas semifinales de Uefa, y los otros dos forman parte del camino que llevó a la Juve a la inolvidable victoria de Roma de la temporada 1995/96. Y perdonad si es poco.

    La primera vez: Roberto y Dino, los héroes de la Copa Uefa

    Basta un nombre para contar lo que sucedió en el primer encuentro europeo entre Juventus y Borussia Dortmund. Baggio. No sólo hablamos de Roby, sino también de Dino, quien fue protagonista en aquel doble enfrentamiento. Empecemos por orden: el 5 de mayo de 1993 en el Westfalen Stadion se disputa la final de ida de la Copa Uefa. Y no se comienza bien: a los dos minutis los alemanes ya se ponen por delante con Michael Rumenigge. 
    La Signora reacciona de inmediato y en el minuto 6 una preciosa vaselina de Moeller se estrella en el larguero. Es el preludio de la entrada en escena de la pareja Baggio&Baggio, que en 4 minutos dio la vuelta al marcador. Primero Dino, con un fantástico tiro raso desde dentro del área, después Roberto, que recoge un espléndido centro de Vialli desde la izquierda para batir a Klos. Estamos en minuto 30 y el Westfalen Stadion enmudece. En la segunda parte Roby anota de nuevo para cerrar el partido y, casi la final por completo con dos acciones posteriores. Primero rozando el gol con un zurdazo que se va tocando el palo a la derecha del portero, y después con un derechazo desde el centro que también rechaza el poste.

    La vuelta dos semanas después es casi una formalidad: apenas pasan 5 minutos y Dino Baggio la transforma en una fiesta con una acción desde dentro del área. El dos a cero, esta vez de cabeza, llega en el 42 con un gol de Moeller, quien aprovecha una magnífica asistencia de tacón de   Baggio (Roberto). Se cerraba así la historia de la tercera Copa Uefa que terminaba en el bolsillo de la Signora.

    1995: Luces en San Siro (y goles de los ex)

    En ese año Juve y Borussia se enfrentaron hasta en cuatro ocasiones, si bien en temporadas diferentes. Los dos primeros tuvieron lugar en primavera, con ocasión de la semifinal de Copa Uefa: el 4 de abril la Juve juega por primera vez en la historia “en casa” en San Siro (repetirá en la final de este mismo torneo pocos días después). En la ida dos goles de ex pusieron a la Signora en dificultades: primero marca Reuter, después (tras el empate de Baggio de penalti) llega el gol de Moeller. Cuando la Juve parece condenada a la derrota, llega el remate al límite de Kohler que hace enloquecer San Siro.  
    En la vuelta el pase para la final está más abierto que nunca pero los bianconeri lo decantan rápido de su lado, con un gol de Porrini en el minuto seis de juego. El empate lo hace también un ex: Julio Cesar, tres minutos después del gol bianconero, bate a Peruzzi con un violento saque de falta desde fuera del área. En ese momento el Dortmund estaría en la final, pero no contaban con la mágica diestra de Roby Baggio, quien con una falta deleita al pueblo bianconero y congela el Westfalen Stadion. La Juve, que ese año ganaría Scudetto y Coppa Italia, se jugaría la final contra el Parma. 

    1995, segundo acto: Champions

    Los bianconeri, en el inicio de la aventura en Champions, aún no lo saben, pero unos meses después se proclamarían Campeones de Europa contra el Ajax en la final de Roma. El camino hacia el triunfo pasa de nuevo por Dortmund, esta vez en la fase de grupos. Primer partido en septiembre y también esta vez son los alemanes quienes se adelantan, con el gol del ex Moeller en el primer minuto. A partir de ese momento, la Signora se desata. PadovanoDel Piero (un gol increíble, de esos "Alla Del Piero", con una rosca desde el vértice del área a la escuadra contraria) y Conte fijan el marcador en 3-1.  En el partido de vuelta, uno de los últimos del grupo, los alemanes ganarían en Delle Alpi (goles de Zork y Ricken, gol del honor para la Juve de Del Piero), pero la derrota no tendría consecuencias: los bianconeri pasarían de ronda como primeros de grupo dando comienzo a un auténtico paso a galope hacia el Olimpico.

    1997: otra final

    El de 1997 es el precedente más amargo que los aficionados juventini recuerdan. Esos cinco minutos en los que Riedle, un viejo conocido del fútbol italiano (jugó en la Lazio) batió a Peruzzi en dos ocasiones. Aquella vaselina desde lejísimos de Ricken. También hay que citar el también magnífico (aunque inútil) gol de Alex Del Piero de tacón.

    Una historia breve pero legendaria. Este es el pasado del #JuveBVB. Un libro emocionante, del del que el martes se escribirá una nueva página.

    Share with:
    • 1
    • 3
    • 2
    Information on the use of cookies
    This website uses cookies and, in some cases, third-party cookies for marketing purposes and to provide services in line with your preferences.
    If you want to know more about our cookie policy click here.
    By clicking OK, or closing this banner, or browsing the website you agree to our use of cookies in accordance with our cookie policy.
    OK