02.10.2014 21:04 - in: El equipo S

    La carta de Andrea Agnelli a los accionistas

    Share with:
    • 1
    • 3
    • 2
    El texto del mensaje del presidente contenido en el Informe Financiero anual

    El balance que disponemos para su aprobación marca un punto de inflexión en la historia reciente de la Juventus. Se trata, de hecho, de una importante etapa de un recorrido, iniciado en mayo de 2010, de reconstrucción y de inicio de una nueva fase de desarrollo. El club cierra el ejercicio con un resultado operativo positivo y con unas exiguas ganancias antes de impuestos. La presencia en nuestro sistema fiscal del Irap, un impuesto único en el panorama internacional, nos lleva a registrar pérdidas.

    Los factores que han contribuido a este cambio de rumbo son múltiples, pero resumibles en un profundo cambio en la dirección, que ha llevado a la gestión deportiva hacia su centralidad natural, manteniendo contextualmente una tensión constante dirigida a la búsqueda de nuevos ingresos y al control de los gastos.

    Los retos que tenemos que afrontar en los próximos años son todavía más difíciles. Si en Italia, el retorno de la competitividad está marcada por este balance y por una racha histórica de tres ‘scudetti’ consecutivos, las bases económicas de los grandes competidores internacionales nos ponen ante una realidad evidente: la distancia con los mejores clubes europeos sigue siendo grande y la diferencia tiene que ser disminuida para permitirnos aspirar a conseguir resultados en la línea de nuestra historia internacional. Las mujeres y los hombres de la Juventus están habituados a afrontar las dificultades, tanto en el campo como en los despachos, realizado el máximo esfuerzo. Es una cuestión de cultura de la empresa, que todos mantienen y alimentan con constancia.

    Desde el inicio de mi mandato he remarcado las necesidades y la urgencia de la algunas reformas estructurales del 'sistema'. Todo ha cambiado en la gestión de la Juventus, pero casi nada en el contexto nacional de referencia. El profundo trabajo de renovación interna encuentra, por tanto, un enorme límite en la falta de desarrollo general del fútbol italiano. Cambiar este estado de las cosas es una operación compleja que tiene carácter de máxima urgencia para alcanzar los objetivos marcados. Nuestro fútbol necesita grandes dimensiones de carácter doméstico y de un nuevo lanzamiento hacia los mercados internacionales.

    El Juventus Stadium, del que estamos muy orgullosos, sigue siendo el único ejemplo de estructura deportiva de vanguardia, con capacidad para representar un modelo de seguridad y de ofrecer tanto una experiencia 'live' como una imagen televisiva de alto nivel. Esto, además, representa, solo una vigésima parte del potencial de los estadios italianos: demasiado poco hasta que la gestión colectiva del fútbol nacional consiga dar una decidida aceleración. El desarrollo de nuevas infraestructuras e es el tema crucial del próximo quinquenio, durante el cual el fútbol italiano tendrá que saber elegir entre la competitividad internacional, tanto sobre el campo como en la diversificación y el incremento de los ingresos, y la marginalidad, a la que hoy parece condenado inexorablemente.

    El valor colectivo de los derechos televisivos de la Serie A y de las competiciones internacionales está en constante crecimiento, señal evidente de un mercado que demuestra interés por el fútbol. Se trata de un privilegio del que podemos disfrutar muy pocos grupos industriales y que tiene que estar dirigido. En el reparto de estos ingresos es necesario compartir un mecanismo que pueda reconocer el valor de los grandes clubes, a los que la Juventus pertenece, y también tutelar a los clubes que, por desgracias de carácter deportivo, tuvieran en un futuro que quedarse fuera de la Serie A. La no participación en competiciones europeas es actualmente un incidente que golpea a los clubes de media y gran dimensión, pero el descenso de la A a la B es un evento que pone en dificultad incluso la continuidad y la supervivencia de cualquier club. En la Lega de Serie A, por lo tanto, en el momento del reparto de los derechos todos tendremos que, responsablemente, tener en cuenta esta situación para que la sostenibilidad del fútbol italiano no se encuentre todavía más en crisis.

    La Lega de Serie A tiene que volver a ejercer un rol de liderato, logrando proponer una revisión de la ‘governance’ de todo el fútbol italiano para eliminar el nivel de lucha y poca transparencia no aceptable. Los vetos cruzados y los pesos electorales, no distribuidos equitativamente, llevaron primero a la interrupción y luego a la parálisis del desarrollo que, sin embargo, tiene que retomarse.

    Y luego el fútbol. El que todos amamos, por el que la pasión de la gente sigue intacta. Es necesaria una reducción del número de clubes profesionales, acompañado de una revisión de la composición de las plantillas para garantizar a las selecciones un número adecuado de jugadores convocables.  Son prioridades que deben ir acompañadas de otras dos importantes reformas con un denominador único: el talento. La primera es una adecuada política de la inmigración, que respete las leyes del país así como el desarrollo del sistema y de los derechos humanos. Y luego, el tema de los equipos reservas, a valorizar en lugar de las conocidas “multipropriedades”, ya probado en muchos países (España, Holanda, Inglaterra)  y que asegura un crecimiento de los talentos constante y armonioso con un sólido intercambio con el primer equipo. Una generación de grandes futbolistas italianos esta llegando al final de su carrera y en el próximo trienio tendrá que emerger una nueva que recoja el testigo.

    Nosotros pensamos que los próximos años serán cruciales tanto desde el punto de vista deportivo como para la sostenibilidad del ‘modelo Juventus’. La renovación del acuerdo con Jeep hasta 2021, la nueva colaboración de seis años Adidas, el desarrollo inmobiliario con Continassa que verá nacer nuestra nueva sede y el nuevo centro de entrenamiento del primer equipo, las importantes inversiones en la cantera, desde la reconversión en ‘Academy’ del centro deportivo de Vinovo a la máxima atención a los talentos emergentes, el continuo desarrollo de los medios digitales y nuestra participación en organismos internacionales como la ‘European Club Associations’ (ECA) o la ‘Union des Associations Europèennes Football’ (UEFA), demuestran que la Juventus está bien situada para proseguir con su desarrollo en Italia, siendo conscientes de que hay que estar a la vanguardia de cualquier actividad aún no explorada.

    En lo que respecta a la expansión internacional, las estructuras de la Juventus saben que es crucial la internacionalización de nuestra marca. En primer lugar, una competitividad constante en competiciones europeas, tanto Champions League como Europa League. Para lograr una importante dimensión deportiva y comercial a nivel internacional son fundamentales algunos factores que por desgracia, no podemos controlar exclusivamente. Los límites del sistema de los que hablaba antes están impidiendo algunas importantes oportunidades de desarrollo.

    En estos cuatro años, hemos podido contar con grandes profesionales: Giuseppe Marotta y Aldo Mazzia representan el vértice de este club, que tiene en su orgánico personas de gran calidad como Fabio Paratici, Pavel Nedved y Francesco Calvo, que persiguen tenazmente los objetivos del club. Antonio Conte, al que va el agradecimiento de todos, eligió otro camino profesional. Nuestro destino está ahora en las manos de un nuevo entrenador: Massimiliano Allegri, un ganador, que ha traído una nueva pasión y la intención de desafiar a todo y a todos.

    Fino alla fine…

    Andrea Agnelli

    Share with:
    • 1
    • 3
    • 2
    Information on the use of cookies
    This website uses cookies and, in some cases, third-party cookies for marketing purposes and to provide services in line with your preferences.
    If you want to know more about our cookie policy click here.
    By clicking OK, or closing this banner, or browsing the website you agree to our use of cookies in accordance with our cookie policy.
    OK