10.09.2014 17:33 - in: El equipo S

    La intervención de Agnelli en el forum Respect Diversity

    Share with:
    • 1
    • 3
    • 2
    El Presidente de la Juventus ha realizado hoy un discurso en Roma en el forum organizado por la UEFA en el ámbito de la lucha contra cualquier tipo de discriminación. Esta es su intervención íntegra

    "Es un gran honor para la Juventus Football Club y para mí personalmente hablaros de un tema que nos interesa a todos: la discriminación.

    La discriminación es un problema delicado. Todos somos conscientes e sus existencia y de la necesidad e un cambio pero para muchos es difícil entender dónde se pueden encontrar las soluciones adecuadas.

    El compromiso de la Juventus en este ámbito está centrado en la educación como clave para combatir todas las formas de discriminación y promover la integración.

    Este año hemos organizado un partido destinados a fondos benéficos contra el Real Madrid, la UNESCO Cup, cuya recaudación se destinó a financiar programas de reinserción de niños soldado en Mali y la República Centroafricana. Gracias a ello, estos niños han podido acceder a programas de alfabetización, formación profesional y participar en eventos culturales, deportivos y artísticos. Incrementando su conocimiento y aumentando su participación intelectual, les ayudamos a ganar confianza y les ofrecemos la esperanza de un futuro mejor, un futuro en el que se encontrarán en una posición mejor para integrarse en el ambiente globalizado y en constante movimiento en el que vivimos. Estas son sin duda las capacidades que todos nosotros debemos poseer para poder sentirnos incluidos tanto en la vida profesional como en el contexto social.

    Lucha contra la discriminación, integración y educación. Estos pueden ser considerados los tres pilares de una sociedad feliz, especialmente en el mundo que acabo de describir, un mundo en el que las personas cada vez más a menudo cambian de país para trabajar, estudiar y vivir.

    Nos hemos convertido en una población de emigrantes y las sociedades más armoniosas han aprendido a aceptar e incluir a los distintos grupos de personas que llegan e otras realidades. Algunos países han hecho más progresos que otros. Desde hace décadas, el Reino Unido registra niveles altos de inmigración, que lo han convertido en un ambiente multicultural, no sólo en las grandes ciudades sino también en zonas rurales. Durante mi experiencia directa de vida y estudio en Inglaterra, pude comprobar que para los ingleses es absolutamente normal pasear por la calle junto a personas de distintas etnias. A la mayoría de la gente es algo que no le preocupa, se ha convertido en algo normal y no es ningún problema.

    Italia está tomando conciencia sólo ahora del fenómeno de la inmigración de masa. Cierto, durante muchos años hemos sido un país de emigrantes, pero esta es la primera vez en la historia que registramos un número tan elevado de personas que llegan a nuestros país y se quedan en él durante largos periodos, con la esperanza de una vida mejor. El mundo ha cambiado e Italia cada vez se está convirtiendo en un país más multicultural.

    No hay ningún ejemplo mejor para esto que el fútbol. Nuestros equipos y nuestros vestuarios se han convertido en laboratorios multiculturales, con jugadores procedentes de todo el mundo. En la plantilla de la Juventus este año hay jugadores de ocho nacionalidades distintas. A nuestros aficionados no les importan de dónde procedan, les animan independientemente de que vengan de Ghana, de Argentina o de Turín. Lo única que cuenta es que sean un equipo.

    En la selección campeona del mundo, Alemania, no todos los jugadores han nacido en el país. Su mayor goleador histórico, Miroslav Klose, nació en Polonia pero se convirtió en un icono para toda Alemania. En nuestro combinado nacional, hay algunos jugadores con pasaporte italiano pero con orígenes extranjeros que se han convertido en figuras. Es evidente que si Italia alcanzara un nivel de integración similar al de Alemania, obtendría un beneficio tanto dentro como fuera del campo.

    La naturaleza internacional de los equipos de fútbol modernos hace que este deporte represente un medio perfecto para combatir el racismo. Por desgracia, en los estadios aún se escuchan cánticos racistas o discriminatorios hacia algunas realidades territoriales italianas. Todos sabemos que Italia es un país constituido por distintas provincias caracterizadas por estilos de vida diferentes pero, en vez de aprovechar esta variedad cultural para ser un pueblo más fuerte, lo transformamos en un aspecto en contra. ¿Por qué tenemos que mirar a nuestras diferencias con rabia y agresividad? Italia logró ganar el Mundial uniéndose y este país puede destacar en cualquier aspecto, sólo hace falta que todos tratemos al resto con igualdad y que todos colaboremos juntos.

    Estoy orgulloso de poder decir que la Juventus Football Club se esfuerza en promover estos mensajes fundamentales mediante algunas iniciativas muy importantes.

    Este es el sexto año del programa “Un Calcio al Razzismo”, mediante el cual la Juventus y el Centro UNESCO de Turín financian proyectos contra el racismo organizados por asociaciones de voluntariado, escuelas superiores y jóvenes entre 18 y 25 años del Piamonte.

    Este año las becas de estudio han sido asignadas a dos chicos con algunas ideas muy brillantes que estimularán la integración de las minorías étnicas en la comunidad local. Los proyectos prevén la ayuda escolar y actividades extraescolares destinadas a los niños de familias sin medios para encontrar un lugar de pertenencia en la sociedad.

    En la Juventus, creemos que no existe mejor manera de promover la integración en la sociedad que la educación. No sólo le dará a estas familias una plataforma desde la que aspirar a obtener una mejor vida sino que se asimilará una educación conviviendo con personas procedentes de ‘background’ distintos.

    Esta es la idea que está detrás de la iniciativa “Gioca con me”, organizada en colaboración con el Centro UNESCO de Turín y con las escuelas públicas locales. Cuando yo era pequeño, era normal jugar al fútbol en el parque con otros niños. Con la difusión de las escuelas de fútbol, ahora eso es más difícil. Estas escuelas ofrecen una gran formación pero no todas las familias se lo pueden permitir.

    “Gioca con me” nace con la idea de abatir las desigualdades sociales, invitando a participar en múltiples actividades lúdicas y recreativas a los niños que han conseguido buenos resultados escolares pero que por razones económicas o familiares no tienen la posibilidad de inscribirse al programa Juventus Soccer Schools.

    Juntando a niños de distinta procedencia social, abatimos el muro construido con prejuicios de clase. Gracias a esta iniciativa, hemos visto crearse amistades independientes de la condición económica y de la raza. Para mí, esta es la educación más pura. Si podemos abrir la mente de los niños desde que son pequeños, se convertirán después en adultos responsables y respetuosos. Estas son las personas que queremos ver en las gradas del Juventus Stadium, que ya ofrece el mejor ambiente para familias de la Serie A.

    La igualdad tendría que ser una certeza en nuestras vidas pero a menudo es algo que se da por descontado. Creo que las iniciativas que hemos organizado en la Juventus pueden demostrar que trabajamos para superar el problema de la discriminación.

    Para concluir, querría hablar de un proyecto en el que estamos colaborando con la UNESCO. Tras firmar el acuerdo de colaboración con su directora general, Irina Bokova, en París en mayo de 2014, la Juventus se comprometió a financiar un proyecto de búsqueda para examinar los problemas de racismo y discriminación en el deporte profesional. Los resultados serán hechos públicos para proporcionar a los gobiernos y otras instituciones una fotografía concreta y datos exactos de este fenómeno. Creemos que el informe estará listo a finales de 2015.

    En la Juventud, hemos demostrado que la educación a la integración da las respuestas correctas para extirpar la discriminación. Esperemos que otros clubes sigan con atención el ejemplo trazado por nuestro club. El fútbol tiene la responsabilidad de erradicar este problema y si todos remamos en la misma dirección, aprenderemos a respetar las recíprocas diferencias.

    Quisiera concluir mi discurso con una cita que creo que viene al caso. Como dijo una vez la política americana Shirley Chisholm: “La discriminación contra los negros, las mujeres y en general todas las formas de discriminación equivalen a lo mismo: discriminación contra la humanidad”.

    Os agradezco por la invitación y por vuestra atención."

     

    Share with:
    • 1
    • 3
    • 2
    Information on the use of cookies
    This website uses cookies and, in some cases, third-party cookies for marketing purposes and to provide services in line with your preferences.
    If you want to know more about our cookie policy click here.
    By clicking OK, or closing this banner, or browsing the website you agree to our use of cookies in accordance with our cookie policy.
    OK