23.06.2015 20:32 - in: El equipo S

    La película de la temporada: Genoa, Empoli y la memorable semifinal de Tim Cup

    Share with:
    • 1
    • 3
    • 2
    La historia de la temporada presenta hoy un gran menú: dos victorias en Serie A y sobre todo la hazaña del Franchi, que nos permitió alcanza la final de TIM Cup

    Inicio de abril y en el campeonato la Juve no cedía un milímetro. Si no se comenzó a hacer la cuenta atrás para saber cuántas semanas quedaban para el Scudetto número 33, no era solo por superstición, sino también para mantener la atención al máximo, de cara a los dos meses que para la Juventus iban a ser decisivos.


    JUVENTUS-GENOA, 22 MARZO 2015

    De hecho, el hueco que la Juventus abrió frente a los perseguidores fue cada vez más inalcanzable: el 22 de marzo, antes del parón por los partidos de selecciones, los bianconeri se enfrentaron al Genoa, todavía con el recuerdo de ese 1-0, tan increíble, encajado en Marassi en la ida. Habló de ello Max Allegri en la víspera:


     

    Los datos seguían sonriendo a la Signora pese a todo: la Juventus es el equipo que más partidos ha ganado (56) y más goles ha anotado (196) ante el Genoa en Serie A. Con algunas goleadas históricas, como el 8-1 que la Signora infligió al Genoa en noviembre de 1933, la segunda derrota más amplia sufrida por los ligures en la máxima categoría (tras un 0-8 contra el Milan).

    Volviendo al presente, el partido contra los rossoblù también se reveló complicado en el Stadium, si bien se resolvió antes de la medio hora del primer tiempo, con un disparo de Tévez desde una posición angulada en la derecha, que no dejó reaccionar a Perin.


    Y este es el marcador con el que se cerró el partido

     


    Antes de pasar al siguiente partido, es bonito volver a ver el increíble disparo del Apache.


     


    JUVENTUS-EMPOLI, 4 ABRIL 2015

    No paró la cabalgada de los bianconeri, tampoco en el sábado previo a la Pascua. Comencemos por el final, es decir, por el resultado:



    El partido, también esta vez, tuvo una firma completamente argentina. Tévez y Pereyra fueron los autores de los dos goles que el que se cerró el marcador. El del Apache fue un gol bastante similar al anotado contra el Genoa, si bien realizado en un contexto completamente diferente: a dos minutos del descanso la Juventus tuvo un libre indirecto al borde del área pequeña. De nada valió la acumulación de jugadores bajo el larguero del Empoli: el Apache no fue nada sutil para lanzar un disparo de increíble potencia, teniendo en cuenta la corta distancia. Uno a cero, Stadium feliz.

    Totalmente argentino el gol del dos a cero, en el descuento del partido: de nuevo Tévez dispara a puerta y Pereyra anotó tras el rechace de Sepe.



    Algunos números del partido. 22 intercepciones bianconeri por 25 visitantes, que ‘solo’ han ganado el 76% frente al 86% de los de Allegri.

    Algo más imprecisos a causa de la presión toscana fueron los bianconeri (127 balones perdidos por 125 rivales), pero más activos en la recuperación de balón (63 vs 50) y en la construcción del juego (57,9% de posesión de balón, sobre todo en el primer tiempo, y 628 balones jugados vs 443).

    Para evitar los contragolpes del Empoli y aprovechar al máximo los espacios entre líneas, Allegri mantuvo el baricentro de su equipo bajo (49,5m, entre los más bajos de la temporada, con una línea del fuera de juego a 12,1m) y el equipo corto (34,4m: los hombres de Sarri se alargaron por el campo una media de 41,3m, aumentando los espacios disponibles para los bianconeri).

    A pesar de que los locales buscaron más las bandas, el Empoli realizó más centros al área (17 contra 15), si bien los bianconeri fueron más peligrosos en el área rival por el centro (31vs 17 jugadas útiles), disparando más a menudo y con más precisión (7 tiros a puerta, más 4 desviadas por la defensa azzurra y 5 fuera).

    Para concluir, el comentario de Míster Allegri.


     

    Los tres goles en dos partidos fueron la mejor forma de llegar a otro punto de inflexión de la temporada: la vuelta de las semifinales de Coppa Italia en Florencia contra la Fiorentina, que en la ida había ganado 2-1 en el Stadium.


    FIORENTINA-JUVENTUS, 7 ABRIL 2015

    Míster Allegri confiaba ya en la víspera del viaje a la Toscana. Lo confirman sus palabras: 

     

     

    La historia también parecía estar de parte de la Juve, que en los dos últimos enfrentamientos en Coppa Italia (en los cuartos de la edición 1997/98 y en los octavos de la 2005/06) siempre había pasado de ronda. Pero esta noche, se decía, era difícil. El doblete de Salah en el Juventus Stadium hizo complicada la previa del partido en Florencia. En otras palabras, era necesaria la mejor Juve posible para pasar de ronda.

    Y fue una gran Juve desde el inicio. Los bianconeri comenzaron bien y demostraron desde los primeros minutos querer afrontar el partido con determinación apostando por la posesión de balón, que en los primeros 20 minutos fue del 57%. Luego, en el minuto 22:



    Marchisio recuperó un gran balón en mediocampo, encontró a Matri en el área, que se apoyó con Pereyra, se llevó un rechace y batió a Neto a pocos metros. Uno a cero y la clasificación estaba abierta.

    En el 44’ la Juve anotó de nuevo: tiro de Morata, Neto para pero aparece Pereyra para doblar la ventaja: Los bianconeri estaban en la final en ese momento, pero quedaba por jugar todo un tiempo, en el que podía suceder de todo.


     

    En realidad no pasó ni siquiera un cuarto de hora del segundo tiempo y la Juve cerró definitivamente el pase con Bonucci: centro desde la derecha, Bonucci se desmarca de Alonso y cabezazo con un giro de cuello, fulminando a Neto. Triunfo en el Franchi.

    Al final del partido, estas eran las palabras de Míster Allegri: «Hemos hecho una hazaña contra una Fiorentina que jugaba un gran fútbol. Hemos estado muy bien en ataque, en la gestión del balón y también en defensa. Estamos bien a nivel atlético y esto es un mérito del staff, hemos mejorado en el juego y en la velocidad. ¿Pereyra? Para ser su primer año en la Juve ha jugado muchísimos partidos. Tiene una técnica óptima y conseguir dar imprevisibilidad al ataque. El mediapunta en un equipo es la variable que enloquece. Esta noche jugamos con él y con Morata, genial como segundo mediapunta, dejando a Matri como único punta». 

     


    Cerramos con la historia de esta increíble noche el capítulo de hoy: pero como podéis imaginar, las emociones no faltarán tampoco en los próximos días. ¡Hasta mañana!


    Share with:
    • 1
    • 3
    • 2
    Information on the use of cookies
    This website uses cookies and, in some cases, third-party cookies for marketing purposes and to provide services in line with your preferences.
    If you want to know more about our cookie policy click here.
    By clicking OK, or closing this banner, or browsing the website you agree to our use of cookies in accordance with our cookie policy.
    OK