28.03.2015 10:32 - in: El equipo S

    Los bianconeri y los partidos contra Bulgaria

    Share with:
    • 1
    • 3
    • 2
    Un rival difícil, un partido complicado históricamente para Italia. Pero esa tarde en Nueva York… 

    large_BAGGIO10gggCuando se piensa en el Italia-Bulgaria, inevitablemente viene a la memoria el precedente más importante entre ambas selecciones: las semifinales del Mundial de Estados Unidos 1994.

    Los azzurri se jugaron contra el equipo de Stoichkov, en el histórico Giants Stadium de Nueva York, el acceso a la final de un Mundial de dos caras: difícil en la primera fase y entusiasmante a partir de octavos de final. Durante buena parte del primer tiempo Italia dominó, guiada por Roberto Baggio, uno de los tres juventinos presentes en esa expedición, junto a Dino Baggio y Antonio Conte, actual seleccionador.

    Bastaron cuatro minutos al 10 azzurro (y bianconero) para regalar espectáculo a todo el mundo. Primero en el 21’ con un tiro desde la frontal que se coló por la izquierda del portero Mihailov, y cuatro minutos después con un tiro cruzado imparable, desde la derecha del área.

    Un doblete que no tumbó a Bulgaria (que acortó distancias de penalti con su mejor jugador, Stoichkov, al final del primer tiempo) pero que fue decisivo para pasar a la gran final de Pasadena.

    No fue el primer doblete de Baggio a los búlgaros, puesto que ya lo consiguió en 1989, pocos meses antes de su llegada a la Juventus, en el estadio Manuzzi de Cesena en un amistoso antes de Italia ’90.

    Históricamente no ha sido un partido fácil contra la selección de Europa del Este, si se tiene en cuenta que Italia todavía no ha conseguido vencer en tierras búlgaras (cinco partidos, tres empates, dos derrotas). Sin embargo, es un partido que en sus 17 precedentes ha visto a jugadores bianconeri como protagonistas.

    Curiosamente, a parte de la semifinal del Mundial, los goles de los juventinos han llegado en dos precedentes disputados en Turín: un gran tiro desde la izquierda del área de Cabrini resolvió el amistoso de 1978 en el Comunale. 30 años después, en 2009, dos goles bianconeri protagonizaron el marcador.

    9 de septiembre: se juega en el nuevo estadio de Corso Agnelli, que desde tres años  antes se llama Olímpico: el partido es clave para llevar a casa los puntos que significarían una clasificación casi segura para el Mundial de un año después en Sudáfrica. Grosso (con una gran asistencia de Pirlo) y Iaquinta anotaron los goles del 2-0 que sería el resultado final.

    Una curiosidad: para el actual técnico del equipo Primavera fue de hecho un debut ante su nuevo público, puesto que había llegado poco antes a la Juventus y todavía no había jugado ningún  partido (el día después Grosso se entrenaría por primera vez en Vinovo para debutar el 12 de septiembre contra la Lazio en el campeonato). El héroe de Alemania 2006 no habría podido tener una mejor manera de presentarse en Turín. 

    Share with:
    • 1
    • 3
    • 2
    Information on the use of cookies
    This website uses cookies and, in some cases, third-party cookies for marketing purposes and to provide services in line with your preferences.
    If you want to know more about our cookie policy click here.
    By clicking OK, or closing this banner, or browsing the website you agree to our use of cookies in accordance with our cookie policy.
    OK