24.09.2015 15:12 - en Serie A S

    La epopeya del Napoli-Juventus, parte 1

    Share with:
    • 1
    • 3
    • 2
    Muchas victorias bianconere en tierra ‘campana’, y una memorable. Os las recordamos en esta historia de fútbol que se remonta varias temporadas, a partir de los años 20, y que llega hasta la victoria del año pasado

    ¿Por dónde empezar? ¿Por el hat-trick de  Vojak I en el primer Napoli-Juventus de la historia, disputado el 21 de noviembre de 1926 en el campo “Militare dell’Arenaccia” y finalizado con un 0-3 a nuestro favor, o por el último enfrentamiento, en el que de nuevo fueron tres los goles bianconeri (Pogba, Cáceres y Vidal), pero también marcó Britos?

    Se empiece por donde se empiece, el duelo del San Paolo es históricamente uno de los más emocionantes de la Serie A: una trama que se remonta en los años, llena de goleadas, grandes jugadas e ilustres protagonistas. 

    Desde los goles del mítico delantero croata de nombre Antonio (51 goles en 98 partidos con la Signora, entre ellos el doblete en el Juve-Napoli de 1927 que terminó 8-0) y que después pasó a jugar bajo el Vesubio, donde ha sido uno de los más ilustres goleadores junto a Maradona, Sallustro y Cavani, hasta los más ‘sociales’ de Pogba, el #Pogboom, que literalmente se desata cada vez que ve el azzurro.

    Contra el ex equipo de Mazzarri llegó su primer misil tierra-aire, definido por el entonces comentarista de Sky como ‘un golazo’, y que repitió en el San Paolo el pasado mes de enero. 

    Sin embargo son del dúo  Munerati-Orsi los primeros goles bianconeri en Nápoles en el Campeonato de Serie A (2-2 en el partido disputado en 1930, cuando se jugaba en el 'Stadio Vesuvio'), y de Piola la primera diana juventina después de la guerra en el antiguo campo deportivo del Littorio, rebautizado ‘Stadio Della Liberazione’, en la colina del Vomero. Fue John Hansen (12º gol en ese campeonato, naturalmente de cabeza) quien anotó el gol decisivo para la primera victoria bianconera en Nápoles, en Serie A, tras el conflicto mundial, en una fría jornada de diciembre de 1952. Dos años después la alegría napolitana duró solo 2 minutos: el tiempo que necesitaron Ricagni para igualar el gol de Jeppson y Boniperti tras asistencia – como era habitual – de Muccinelli. 

    Memorable la victoria a domicilio de 1961 por 0-4 en el estadio San Paolo, inaugurado a finales de 1959 con una victoria partenopea precisamente sobre la Juventus por 2-1 (Vitali, Vinicio y Cervato fueron los goleadores).  Pero el imperativo para Madama siempre fue ganar, y así, después de devolver en casa el favor (4-2 en el encuentro del abril siguiente), en el ’61 se consuma una de las más celebres goleadas de nuestra historia. Contra un Napoli cada vez más centrado en la lucha por no descender, Sivori, sin dejarla caer; luego Boniperti de falta, y dos goles de El Cabezón, desquician al equipo local hasta el punto de hacerles fallar un penalti que lanzó Tacchi. Él, como Vojak, pasaría al Napoli tras la experiencia bianconera, equipo con el que pondría fin a su carrera como jugador.  

    Pasando por el 0-1 con gol de Favalli de 1966, cuando Sivori ya estaba bajo el Vesubio pero tuvo que perderse el partido por lesión, y por el 1-2 firmado por Cinesinho y De Paoli, se llega al formidable enfrentamiento de 1974, cuando la Signora se impuso con un marcador propio de otro deporte: 6-2 con doblete de Damiani y tantos de Altafini, Causio, Bettega y Viola.

    En el… tenis club del San Paolo, la Juventus bate al Napoli 6-2” fue el título de Hurrà Juventus, celebrando la victoria ante un equipo hasta entonces imbatido.  “Tres goles en el transcurso de 14 minutos con Altafini y Damiani (dos veces, una de penalti), tras haber rozado vario con el mismo Damiani, Causio y Furino. En la segunda parte el cuarto gol llegó en el minuto 6. Después de ello el equipo se relajó, no por una cuestión física sino por simple y llana desconexión” escribió la Gazzetta aquel día. 

    En 1977 fueron Gentile primero y Virdis después los que nos regalaron la victoria (también marcó Pin para el Napoli). Eso pasó en septiembre, porque en enero el duelo contra los azzurri para permanecer en la lucha por el scudetto terminó con una victoria en los despachos para la Signora, después de que un objeto golpeara al asistente Binzagli a diez minutos para la conclusión del encuentro (0-2 en el campo, Boninsegna en el 69’ y Scirea en el 75’).

    Y cómo olvidarse del gol de Verza, desviado por Guidetti, en el 19’ de la segunda parte del Napoli-Juventus  de 1981, año del 19º scudetto, que llegaría solo una semana después, con la victoria sobre los Viola también por 1-0: una victoria, la que se obtuvo ante el Napoli, fundamental para mantener la ventaja sobre los giallorossi, y sacando a los azzurri de la lucha.

    Share with:
    • 1
    • 3
    • 2
    Information on the use of cookies
    This website uses cookies and, in some cases, third-party cookies for marketing purposes and to provide services in line with your preferences.
    If you want to know more about our cookie policy click here.
    By clicking OK, or closing this banner, or browsing the website you agree to our use of cookies in accordance with our cookie policy.
    OK