01.08.2015 09:50 - in: Amistosos S

      Los precedentes marselleses

      Share with:
      • 1
      • 3
      • 2
      Los dos equipos que se miden hoy en el Vélodrome ya se enfrentaron una vez en una importante eliminatoria. Así fue

      La primera vez que la Juventus se enfrentó a un equipo francés lo hizo en el estadio Parc des Princes una noche de octubre de 1964. Fue un empate contra el Stade Français, sin que Combin, Del Sol y Stacchini pudieran mover el marcador (lo haría Da Costa en diciembre de ese año en la vuelta de dieciseisavos de final de la Copa de Ferias en el Comunale).

      Esta noche, tras 25 partidos oficiales contra equipos franceses, volvemos a enfrentarnos ante uno de los conjuntos con lo que tenemos un historial menos amplio, pero no menos apasionante.

      Copa de Europa 1972/73, la misma en la que la Juventus alcanzará por primera vez la final del torneo en Belgrado contra el Ajax de Cruyff. El camino en la competición comenzó en los dieciseisavos de final contra nuestro rival esta noche, el Olympique de Marsella.

      El primer acto de esa eliminatoria, el 27 de septiembre de 1972, se lo adjudicó el equipo francés por 1-0, tras un autogol desafortunado de Salvadore. Sin embargo, ‘Adieu, Marseille’ fue uno de los titulares tras el partido de vuelta. Una clara goleada por 3-0. 

      Bettega y Anastasi: cansados pero satisfechos tras la victoria

      “Con furia y gran carácter, tanta que a veces conseguía confundir sus propios esquemas tácticos -le lee en el Hurrà Juventus de la época- la Juventus desintegró al equipo francés. Un ‘uno-dos’ de Bobby-gol y luego un tiro de Haller pusieron de rodillas en el primer tiempo al Olympique”.

      Seguimos leyendo…

      “Rugiendo y con orgullo, el equipo campeón no ha concedido nada a sus rivales, a pesar de que de vez en cuando sufriera los ataques de Leclercq y Bonnel. Y cuando Skoblar tocaba el balón, ‘Tarzán’ Morini salía de su cueva para frenarle. Era un partido que había que ganar enseguida, para evitar errores tácticos, jugadas lentas e irritación nervioso: el inicio de la Juve enseguida hizo ver qué son el carácter y la concentración”.

      “Y estaba Bettega, hombre que parece haber nacido con un balón, hasta el punto de que se inmiscuía en las jugadas colectivas y aprovechaba sus acciones personales: quería anotar en el Comunale, y enseguida lo consiguió, gracias a la confianza que los compañeros tienen en él. Su cabeza consiguió “pilotar” de cerca y de lejos, centros y lanzamientos que de otro modo se habrían perdido”.

      “Juve ganadora, ya se había dicho: bastaba anotar el gol de ventaja que la teoría asignaba a los bianconeri según una justa valoración de los dos equipos sobre el campo. Aunque el Olympique no estaba jugando mal. Sabe desplegarse, se mueve, juega por las bandas (a menudo mejor que los mismos bianconeri, antiguo defecto de nuestro fútbol), pero tuvo que sufrir en los flancos la rabia agresiva de los turineses”.

      “Un auténtico torbellino en el Comunale: el único motivo para una cierta calma era la canción de Sinatra: ‘Extranjero en la noche’, que sonaba repetitivamente antes del partido. Pero los ‘extranjeros’, es decir, los simpatiquísimos marselleses, no tenían nada más que decir sobre el campo, superados por el empuje bianconero”. 

      El segundo gol de Bettega

      “Bobby-gol y Haller sobre todos, como estaba previsto por quienes querían volver a ver al joven delantero y los que pedían al ‘viejo’ Helmut un toque de genio: puntual, el alemán se desmarcó, corrió con el balón con una impresionante progresión y fulminando la red tras 35 metros de carrera.

      Una obra maestra del contragolpe, receta suprema de la Copa de Europa”.

      Esta es la historia oficial del partido.

      En honor a la verdad, Juventus y Olympique de Marsella se enfrentaron también en un amistoso el 23 de agosto de 1994, al inicio de la era Lippi que llevaría a las vitrinas el 23º Scudetto y la novena Coppa Italia.

      Entonces la Signora perdió 2-0 con doblete del irlandés Tony Cascarino, y a pesar de que a esa derrota se le unió otra en los penaltis contra el Verona pocos días más tarde, esto no impidió a los bianconeri comenzar una temporada triunfal con la preparación adecuada, empatando primero en Brescia y luego consiguiendo una racha de seis victorias consecutivas.  

      Share with:
      • 1
      • 3
      • 2
      Information on the use of cookies
      This website uses cookies and, in some cases, third-party cookies for marketing purposes and to provide services in line with your preferences.
      If you want to know more about our cookie policy click here.
      By clicking OK, or closing this banner, or browsing the website you agree to our use of cookies in accordance with our cookie policy.
      OK