19.01.2016 09:55 - in: El equipo S

      ¡Muchas felicidades, Claudio!

      Share with:
      • 1
      • 3
      • 2
      El Principino cumple 30 años, siempre con la Juventus

      “Entré en la Juve con 7 años, cuando aun vivía en Cambiano […]. Al principio jugaba como delantero o mediapunta. Luego, tras un amistoso retrasé mi posición. Los fundamentos del fútbol me los enseñó mi padre, que desde los tres años pretendió que aprendiera a golpear el balón con ambos pies. Y también es mérito suyo que el fútbol lo lleve en la sangre: es un juego que me apasiona y me divierte muchísimo, es el deporte más bonito del mundo. El juego de equipo es fascinante, igual que la amistad que reina dentro del vestuario. Y cuando se tiene la suerte de celebrar todos juntos en el campo un gol o un triunfo, te parece casi el mundo gira a tu alrededor”.

      Claudio Marchisio

      Claudio Marchisio está totalmente en esta frase, de abril de 2005 (Hurrà Juventus), cuando el futuro número 8 bianconero acababa de ganar el Torneo de Viareggio como capitán y soñaba con vestir la camiseta del primer equipo.

      Poco más de un año después, el 19 de agosto de 2006, en el estadio San Nicola de Bari, alrededor de las 22:08 horas, a al edad de 20 años el futuro Principino, futuro símbolo bianconero, saltó por primera vez al campo con esta camiseta.

      Sólo tuvo que esperar algunos meses para debutar como titular en un Juventus-Brescia (2-0). Ese día fue el primero en abrazar a Alex tras el gol. Y el capitán le devolvió la cortesía el 24 de enero de 2009, sirviéndole la asistencia para su primer gol en Serie A contra la Fiorentina. El sueño de todos los niños se hacía realidad.

      El destino quiso que Marchisio vistiera el brazalete de capitán por primera vez en Europa (donde, palabras suyas, “la Juve está como en casa”), cedido por otra leyenda bianconera, Trezeguet, sustituido en un partido contra el Fulham, ganado por 3-1.

      Un predestinado, el Principino, que se ganó un puesto en el corazón de todos paso a paso: con hazañas como su partido 100 como bianconero y el gol contra Udinese en el Friuli; ese gol contra el Inter, espectacular, en 2009; ese doblete contra el Milan en el Stadium, en octubre de 2011; o ese gol en el debut en nuestra nueva casa, contra el Parma; pasando por el doblete en el Derby 2012/13 hasta la reciente donación de su camiseta número 300 al JMuseum, donde su nombre estará eternizado en la historia junto al de todos los campeones que han honorado la camiseta bianconera.

      Repasar su rico palmarés, con 4 Scudetti, 3 Supercopas y 1 Coppa Italia, es para Claudio un estímulo para la conquista de nuevos títulos. Lo antes posible. Porque “en cualquier club es difícil elegir qué trofeos vencer. Yo voy a por todas”.

      Ambidiestro, ductilidad, técnica, dinamismo, esfuerzo, tiro, recorrido, resistencia, recuperación de balón, todas cualidades del prototipo del centrocampista perfecto y universal. Cualidades que se alcanzan con esfuerzo y sacrificio durante 10 años, cuando aun se entrenaba con la camiseta de la Juventus soñando con un futuro como futbolista en su equipo preferido. Cualidades que aún tenía que afinar cuando, con 20 años debutaba en nuestros corazones. Cualidades gracias a las cuales, con 30 años, nos ha llevado hacia inolvidables éxitos y gracias a los cuales nunca dejará de ser imprescindible en los que están por llegar.

      Felicidades de toda la Juventus a un verdadero juventino, Claudio. 

      Share with:
      • 1
      • 3
      • 2
      Information on the use of cookies
      This website uses cookies and, in some cases, third-party cookies for marketing purposes and to provide services in line with your preferences.
      If you want to know more about our cookie policy click here.
      By clicking OK, or closing this banner, or browsing the website you agree to our use of cookies in accordance with our cookie policy.
      OK