10.06.2016 13:43 - en Eventos S

      Eurohistorias: de Francia a Alemania

      Share with:
      • 1
      • 3
      • 2
      Dos ediciones de la Eurocopa para las naciones protagonistas de la historia de hoy: las de 1984 y 1988.

      Continúa el relato de los Europeos bianconeri. Hoy volvemos a Francia, justo donde mañana saltarán al campo, en el partido inaugural, Evra y Pogba con su selección.

      Y donde en 1984 triunfó un tal Platini.

      Francia 1984

      La fase final sufrió una modificación con respecto a la de cuatro años antes: se introducen las semifinales, con los duelos entre los primeros y los segundos de ambos grupos. Además se eliminó el partido por el tercer puesto. Pero nada de ello afectó a Italia, que una vez más fue eliminada en la fase de clasificación. Recién conquistado el Mundial en España sólo dos años antes, el equipo de Bearzot tuvo que ver el partido inaugural por televisión.

      Es el Europeo del As de la Juventus Platini, y el que la selección gala se lleva ganando 2-0 a España en París.

      Destacó su genial centro del campo, con el dinamismo de Fernández, la elegancia de Tigana, las jugadas de Giresse y el genio de Platini. Solo un gol llegó gracias a los delanteros tradicionales (de Ballone, quedándose a cero Lacome, Rochteau y Six), pues de ello se ocupó Le Roi. Ocho veces. Tres a Bélgica, tres a Yugoslavia, uno a Portugal en semifinales y otro a España en la final.

      Cinco victorias en cinco partidos para el equipazo de Michel Hidalgo, que solo tuvo problemas en el partido inaugural ante Dinamarca, resuelto por 1-0 con un gol en propia puerta de Busk. Propiciado, todo hay que decirlo, por el número 10 de Le Bleus y de la Juventus.

      Alemania 1988

      El año de la obra maestra de Marco Van Basten, máximo goleador con 5 dianas, por delante de gente del calibre de Rudi Voller y Butragueño. Por lo tanto Europa se tiñó de naranja con la consecución de la Copa de Europa por parte del PSV, y el triunfo de Holanda gracias al histórico gol del milanista en la final: aquella increíble volea desde la línea de fondo.

      Los anteriores campeones acusarían demasiado la baja Michel Platini, retirado tanto de la Juventus como de la selección, además de la falta de cambio generacional de jugadores como Tigana, Giresse y Lacombe, y no conseguirían clasificarse para la fase final. Si pasaría la URSS del incansable Lobanovski, que llegaría al último acto.

      De Agostini con 4 presencias y un gol (contra la Dinamarca de su compañero bianconero Michael Laudrup) es el azzurro juventino más representativo de esta edición, que se cerró en Múnich con la victoria de Holanda ante la URSS (2-0).

      Italia fue eliminada en semifinales por los soviéticos, después de ganar a daneses (2-0) y a la finalista de la anterior edición, España, por 1-0. La pareja atacante de Italia era la de la Sampdoria (Mancini-Vialli), mientras que Tacconi era el segundo portero de Walter Zenga. El equipo de Azeglio Vicini, formado por el bloque de la Sub 21 (Maldini, Ancelotti, Ferrara, Bergomi, De Agostini, Altobelli, Baresi) lograría un meritorio tercer puesto, con alguna lágrima por no alcanzar la final.

      En esa época, Kholer, que llegaría a la Juventus en 1991, aún jugaba para el Bayern de Múnich: su Alemania Occidental tuvo que rendirse a los futuros campeones Orange en semifinales, con goles de Koeman y Van Basten. 

       

      Share with:
      • 1
      • 3
      • 2
      Information on the use of cookies
      This website uses cookies and, in some cases, third-party cookies for marketing purposes and to provide services in line with your preferences.
      If you want to know more about our cookie policy click here.
      By clicking OK, or closing this banner, or browsing the website you agree to our use of cookies in accordance with our cookie policy.
      OK