1986-87_Boniperti_Trinuna_Juve-Lazio_CoppaItalia4B22_608_2020031632500944_20200319124235

Era Boniperti

La Era Boniperti

La Era Boniperti comenzó con un doblete de campeonatos (1971-72, 1972-73). Fue el comienzo de más éxitos para la historia de la Juve. Nueve Scudetti, su primer éxito continental (Copa UEFA 1977), la Winners Cup 1984 y la Champions League.

A pesar de eso, el éxito en la competencia más importante del continente quedó marcada por la tragedia de Heysel, sucedida en Bruselas el 29 de mayo de 1985. Algo inexplicable sucedió antes del partido y 39 inocentes víctimas perdieron la vida. Desde ese momento el fútbol no volvió a ser el mismo. Los equipos decidieron jugar igual el partido para recuperar el orden, y fue Juventus la que conquistó el trofeo. Un éxito sin festejos, que le permitió al club viajar a Tokio para jugar la Intercontinental. En la final el club venció a Argentinos Juniors por penales para consagrarse Campeón del Mundo. Vycpalek y Carlo Parola ayudaron a esa máquina bajo la presidencia de Boniperti. Luego tomó las riendas Giovanni Trapattoni en 1976. El entrenador de Cusano Milanino guió a la Juventus a una era de dominio a partir de la confianza en jóvenes italianos como Zoff, Scirea, Tardelli, Cabrini, Causio, Rossi, Gentile, Furino, Anastasi y Bettega. A partir de los 80, Boniperti pudo sumar extranjeros que aporten lo necesario, como el caso de Liam Brady, un inteligente volante irlandés que marcaba el ritmo, sobresalía asistiendo y convertía goles increíbles. Su último gol, de penal en Catanzaro le dio a la Juve su Scudetto número 20, el 16 de mayo de 1982. Así el club pudo sumar una nueva estrella a su camiseta. Los aficionados estaban encantados.

00001988_Altobelli_allenamento_Cabrini_146_2020010833413897_20200108041937

Dos meses más tarde, el 11 de julio, Italia disfrutaría con la conquista de la Copa del Mundo por tecera vez. Ese equipo de Trapattoni parecía conocido. Zoff, Gentile, Cabrini, Scirea, Tardelli y Rossi fueron fundamentales para el combinado italiano que levantó el trofeo en Madrid ante la presencia de Sandro Pertini, presidente de Italia. Con seis goles en siete partidos, Rossi fue goleador del torneo y ganó el Balón de Oro, segundo italiano en la historia en conseguir ese honor después de Rivera.

Rossi_Catania_2-0_Giglio_6D33_004_2020013015912755_20200130040515

Luego del Mundial el número de jugadores extranjeros permitidos se incrementó, y así llegaron el polaco Zibì Boniek y el francés Michel Platini. Este último demostró ser un fuera de serie. Con su elegancia y su talento para convertir demostró un talento capaz de habilitar compañeros que se encontraban a 50 metros con facilidad. Le Roi conquistó el Balón de Oro tres años seguidos y deleitó a los fans. Durante el triunfo en Tokio convirtió de penal y le anularon uno de los mejores tantos de la historia del fútbol. Esa temporada la Juve consiguió su último Scudetto de la Era Boniperti. Platini siguió una temporada más antes de convertirse en entrenador, y luego Presidente de la UEFA en 2007.

00001988_Altobelli_296_2020010741803988_20200108032117

El retiro de Platini coincidió con la reestructuración del equipo y la Juventus tuvo un período menos exitoso, pese a conquistar el doblete Copa UEFA-Coppa Italia en 1990. Dino Zoff se hizo cargo y fue apoyado por uno de sus grandes amigos y ex compañeros, Gaetano Scirea. Esa sociedad se cortó durante un viaje a Polonia que culminó con la trágica muerte de Gaetano en un accidente de tránsito mientras realizaba tareas de scouting para el club. El 3 de septiembre de 1989, una fecha que ningún aficionado olvidará.

00000000_alessio_coppaitalia_coppauefa_3D12_658_2019121143039577_20191211053452