09.11.2019 11:00 - en Serie A S

      Opposition Watch: el Milan

      Share with:
      • 1
      • 3
      • 2
      Descubriendo el equipo entrenado por Stefano Pioli

      Tras su última derrota en casa por 2-1 contra la Lazio, el Milan lleva hasta ahora 13 puntos: 4 victorias, un empate y 6 derrotas. Desde que está Stefano Pioli en el banquillo (sustituyendo a Marco Giampaolo) los rossoneri han ganado un encuentro (Spal), empatado otro (Lecce) y perdido dos (Roma y la mencionada Lazio).

      El máximo goleador es el polaco Piatek con 3 dianas (es también quien lanza los penaltis en el equipo, alternándose con Kessié), y con 2 Chalanoglu y Theo Hernández. Este último es la cara nueva del Milan que más ha incidido hasta ahora en el equipo. Francés, nacido en 1997, llegó cedido desde el Real Madrid este verano después de jugar la temporada pasada en la Real Sociedad. Un lateral izquierdo con proyección y también con olfato de gol, como así demuestran los dos goles anotados en las 11 primeras jornadas de Serie A. En la dirección de juego ha estado estos últimos partidos el argelino Bennacer (quien gano en verano con su selección la Copa África), procedente del Empoli, junto a Krunic.

      La garantía bajo palos sigue siendo Donnarumma: el portero del Milan ha disputado todos los minutos salvo la visita al Genoa en Marassi, donde jugó Reina, quien paró un penalti a Shone en el descuento. En defensa la estrella es Romagnoli, además de ser el capitán: más de 150 presencias hasta ahora en su quinta temporada con la camiseta rossonera.

      Un ataque poco incisivo

      Con solo un 35% de tiros a portería (el dato más bajo de toda la serie A) el Milan, tanto con Gianpaolo como con Pioli, lucha desde principio de temporada contra una esterilidad de cara al gol (11 dianas en total) que representa el verdadero problema del equipo rossonero, determinando el actual undécimo puesto en la tabla. 

      El cambio que perseguía el club, antes de la octava jornada contra el Lecce con el cambio de la dirección técnica, no ha surtido el efecto deseado. Las dificultades para generar peligro en la mitad rival del campo son evidentes si se toma en consideración el dato de la posesión de balón (57%, cuarta posición) de los pases (5511, cuarta posición)  y de la precisión en el intercambio (85%, quinta posición): el Milan conecta bien en su propia zona de tres cuartos, pero en cuanto pasan la línea de centro del campo no son capaces de encontrar los mecanismos necesarios para llevar al remate a sus delanteros y, sobre todo, a dejarlos en condiciones de incidir en el área rival. 

      Una posesión por lo tanto esteril, que solo en el empate en casa contra el Lecce, en el debut en el banquillo de Pioli, fue capaz de generar peligro en ataque (19 tiros, 9 de ellos a portería. En ese caso, algunas distracciones defensivas impidieron a los rossoneri conquistar los 3 puntos, si bien no sufren demasiado (129 tiros concedidos en total, quinta posición en la clasificación).

      Un equilibrio de equipo precario, que parece poder garantizar una mayor cobertura sólo a costa de una fase de ataque, a menudo culpable de aislar a ÇalhanoğluPiatek y Suso, que no están atravesando en este inicio de temporada un gran momento de forma.

      Share with:
      • 1
      • 3
      • 2
      Information on the use of cookies
      This website uses cookies and, in some cases, third-party cookies for marketing purposes and to provide services in line with your preferences.
      If you want to know more about our cookie policy click here.
      By clicking OK, or closing this banner, or browsing the website you agree to our use of cookies in accordance with our cookie policy.
      OK