18.05.2019 15:00 - en Declaraciones oficiales S

      Gracias, Allegri

      Share with:
      • 1
      • 3
      • 2
      Los caminos de la Juventus y del técnico livornés se separan después de cinco años y 11 trofeos

      Los caminos de la Juventus y Massimiliano Allegri se separan. Tras cinco años y 11 trofeos. Es obligatorio subrayar desde el primer momento, y varias veces, todo lo ganado en estos años, pero limitarse al palmarés sería reductivo a la hora de contar una de las más épicas aventuras del fútbol. Porque “la Juve e Allegri” termina hoy, pero permanecerá para siempre en la historia. Una historia que ha contribuido a reescribir, desde el primer día.

      Pensar que todo nace de algo imprevisto, una noche, entre el 15 y el 16 de julio de 2014. La confirmación llega a primera hora de la tarde del 16: la Juventus tiene nuevo entrenador, Massimiliano Allegri. La noticia coge a todo el mundo con el paso cambiado, tanto que hasta al mismo míster le cuesta ser consciente de ello: «Par mí, ha sido un rayo en un cielo sereno» fueron las primeras palabras de la rueda de prensa de ese mismo día. En ese momento ya desveló su receta: «Resultados, trabajo, respeto y profesionalidad». Algo que mantiene vivo a lo largo de los cinco años siguientes, en los cuales se convierte en el único entrenador de la historia capaza de ganar otros tantos scudetti, a los cuales añade cuatro Coppe Italia y dos Supercoppe italiane. Cinco años en los que deja una huella imborrable, siendo el técnico bianconero con la mejor media de puntos, 2.41 por partido, y el mejor porcentaje de victorias, 75.5%, en serie A.

      Los números de sus años en Turín son impresionantes, tanto como el carácter que consigue dar al equipo, temporada tras temporada. A través de sus intuiciones, pronto bautizadas como “allegrate”, casi en homenaje a su humor toscano, regala a sus hombres una nueva confianza, en Italia y en Europa, y estímulos siempre distintos. Y es mediante los cuales completa obras de arte como el scudetto de la remontada, en la 2015/16, cuando en pocos meses, con 15 victorias consecutivas, da la vuelta a una clasificación que en octubre veía a la Juve demasiado atrás, y en febrero ya era líder, destinada a la enésima fuga.

      Esa marcha puede valer como paradigma, porque sería infinitamente larga la lista de hazañas, de invenciones con las que ha cambiado el destino de tantos partidos. Para lograrlo no se improvisa: es necesaria una preparación rara y una ética ejemplar del trabajo, pero lo que es realmente extraordinario es cómo Allegri ha sido capaz de hacer que cada victoria parezca “fácil”, en plena coherencia con su filosofía de fútbol. No ha sido así, es verdad, pero hoy que nos despedimos de él, es obligatorio hacerlo con el mismo lenguaje. Gracias, Max. “Simplemente” gracias.

      Share with:
      • 1
      • 3
      • 2
      Information on the use of cookies
      This website uses cookies and, in some cases, third-party cookies for marketing purposes and to provide services in line with your preferences.
      If you want to know more about our cookie policy click here.
      By clicking OK, or closing this banner, or browsing the website you agree to our use of cookies in accordance with our cookie policy.
      OK