29.10.2019 11:00 - en Serie A S

      OppositionWatch: el Genoa

      Share with:
      • 1
      • 3
      • 2
      Descubriendo el equipo de Liguria

      16º en la clasificación con ocho puntos y junto al Lecce, el Genoa visita mañana a la Juventus en el Allianz Stadium tras ganar en la última jornada ante el Brescia, en el primer partido con Thiago Motta en el banquillo. 

      el nuevo genoa de Thiago Motta

      El nuevo entrenador rossoblù ha comenzado muy bien: 3-1 al equipo de Corini, con goles de Agudelo, Kouamé y Pandev, todos curiosamente empezando desde el banquillo. Thiago Motta hizo una auténtica revolución en el once inicial en su debut, contando con jugadores que hasta ese momento solo habían aparecido con cuentagotas. Es el caso del danés Peter AnkersenFrancesco Cassata (ex Primavera de la Juventus) o el turco Sinan Gümüş. También del colombiano Kevin Agudelo, autor del 1-1 y que jugaba su primer partido oficial.

      Por delante del portero Ionut Radu - que sigue siendo titular - juegan en Cristián Zapata y Cristian Romero, este último fichado por la Juventus en verano y cedido al Genoa. La sorpresa hasta ahora ha sido el lateral derecho Paolo Ghiglione, quien ha dado 4 asistencias hasta ahora en Serie A, récord entre los defensas europeos. En el centro del campo la estrella es Lasse Schöne, hasta la temporada pasada en el Ajax, mientras que en ataque Andrea Pinamonti ha jugado 7 partidos de 9, marcando 2 goles. Pero el máximo goleador es el costamarfileño Kristian Kouamé, con 4 dianas.

      Thiago Motta, entre revolución y conservadurismo

      En cuanto se anunció la llegada de Thiago Motta al banquillo del Genoa, los periódicos recuperaron una entrevistas del ex jugador de Inter y PSG en la cual hablaba del 2-7-2 come su sistema ideal.

      ¿Una provocación? Seguramente sí, pero deja ver indicios importantes de su filosofia de juego. En primer lugar, y como ya ha explicado, el 2-7-2  nace de la idea de dividir el campo en vertical y no horizontalmente, con 7 jugadores a un lado, incluido el portero. De hecho, el cancerbero parece ser para Motta un elemento importante en la fase de construcción de juego.

      Thiago Motta parece por el momento un entrenador que quiere hacer del juego y del movimiento de balón una de sus señas de juego. Tampoco nada revolucionario, pero en el momento en el que se ocupa el puesto de otro entrenador que ha sido cesado, con un equipo en el penúltimo lugar, muchos podrían haber pensado en un sistema más pragmático.

      En la victoria contra el Brescia, el nuevo Genoa alternó diferencias y semejanzas con el de Andreazzoli. Si habitualmente se mantiene a los jugadores y el nuevo técnico apuesta por modificaciones tácticas, Thiago Motta ha actuado de manera opuesta: revolución en los 11 jugadores elegidos (además de los 3, determinantes,  relevos desde el banquillo) y confirmación de la defensa de 3 con un mediapunta apoyando a los dos puntas.

      La filosofía de juego ya ha dado varios indicios: la media de posesión de balón de los rossoblu era del 50%, y contra el Brescia llegó al 63. La media de disparos sigue siendo muy similar (mejorando solo la capacidad de realización), pero sí es más positiva la fase defensiva, con únicamente 4 conclusiones concedidas a los rivales.

      El Genoa se confirma como un equipo extremadamente físico, con 24 faltas cometidas, llegando a un total de 140 (el equipo que más comete en toda la serie A). 

      Share with:
      • 1
      • 3
      • 2
      Information on the use of cookies
      This website uses cookies and, in some cases, third-party cookies for marketing purposes and to provide services in line with your preferences.
      If you want to know more about our cookie policy click here.
      By clicking OK, or closing this banner, or browsing the website you agree to our use of cookies in accordance with our cookie policy.
      OK